Personalidades firman manifiesto que denuncia persecución a Lula da Silva

Personalidades firman manifiesto que denuncia persecución a Lula da Silva

Democracia

El filósofo Noam Chomsky, el cantor Chico Buarque y el embajador Celso Amorim están entre los firmantes

Redacción |
“Estoy tranquilo con la anticipación del proceso”, afirmó Lula
Ricardo Stuckert/Instituto Lula

Un grupo de personalidades lanzó este martes (19) un manifiesto que denuncia la persecución política al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. El documento surgió por iniciativa del Proyecto Brasil Nación y fue creado tras la decisión del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF4) en adelantar para el 24 de enero el juicio de Lula en la Operación Lava Jato.

En el manifiesto, los firmantes denuncian que “en el argumento para evitar la candidatura de Lula todo vale: condenación en la corte de Porto Alegre [ciudad donde será el juicio], la institución del semiparlamentarismo y el aplazamiento de las elecciones”.

“La tentativa de marcar en tiempo récord el juicio de segunda instancia de Lula el 24 de Enero no tiene nada de legalidad. Se trata de un puro acto de persecución del líder político más popular del país”, dice el manifiesto.

El lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky, el cantor Chico Buarque, los economistas brasileños Luiz Felipe de Alencastro y Maria Victoria Benevides, el embajador Celso Amorim, los escritores Raduan Nassar y Milton Hatoum, los periodistas Hildegard Angel, Mino Carta, Franklin Martins y Fernando Morais, y el activista popular João Pedro Stedile están entre los firmantes.

Para firmar el manifiesto haz clic aquí.

A continuación, lea el manifiesto:

Manifiesto Elección Sin Lula sería una fraude

La tentativa de marcar en tiempo récord el juicio de segunda instancia de Lula el 24 de Enero no tiene nada de legalidad. Se trata de un puro acto de persecución del líder político más popular del país. La apelación de recurrir a la espuria para intervenir en el proceso electoral ocurre porque el golpe del Impeachment de Dilma no generó un régimen político de estabilidad conservadora por muchos años.

El plan estratégico en curso, después de afastar Dilma de la presidencia, retira los derechos de los trabajadores, pone en peligro la seguridad social, la privatiza la Petrobras, la Eletrobras y los bancos públicos, además de abandonar la política exterior activa y altiva.

La reforma laboral y el techo de gasto no atrajeron la inversión extranjera prometida, lo que podría apoyar la campaña en 2018 de un gobierno alineado con el neoliberalismo. Frente a la falta de popularidad, estos sectores han fallado en construir, hasta el momento, un candidato viable para la presidencia.

Lula crece en las encuestas en todos los escenarios de primera y segunda ronda e incluso puede ganar en primera vuelta. El escenario de la superación de la victoria de Lula resultaría en el fracaso del golpe y permitiría la apertura de un nuevo ciclo político.

Por lo tanto, en el argumento para evitar la candidatura de Lula todo vale: condenación en la corte de Porto Alegre, la institución del semiparlamentarismo y el aplazamiento de las elecciones. Ninguna de las acciones enumeradas está fuera de cuestión. Ellos constituyen el arsenal de maldades de las fuerzas políticas que no valoran la democracia.

Una persecución totalmente política, que sólo será derrotada en el terreno de la política. Más que un tema táctico o electoral, victoria o derrota en esta lucha tendrá consecuencias estratégica y de largo plazo.

Brasil está viviendo un momento de encrucijada: o restaura los derechos sociales y el Estado de Derecho Democrático o será derrotado y verá el final de ejecución de una sociedad capitalista sin regulaciones, basada en la explotación de los trabajadores. Este tipo de sociedad requiere un Estado con excepción de los instrumentos para suprimir las universidades, intelectuales, trabajadores, mujeres, jóvenes, los pobres, las personas negras. De todos modos, todos los explotados y oprimidos a levantarse contra el nuevo sistema.

Por lo tanto, el tema de la persecución de Lula no se refiere sólo al Partido de Trabajadores y a la izquierda, pero todos los ciudadanos brasileños. Como nunca antes en nuestra generación de combatientes, lo que está en juego es el futuro de la democracia.
 

Firmantes

Noam Chomsky – lingüista, filósofo y cientista político estadounidense

Chico Buarque – cantor y compositor

Raduan Nassar – escritor

Hildegard Angel – periodista

Milton Hatoum – escritor

Luiz Carlos Bresser-Pereira – economista y exministro de Estado

Mino Carta – director de la Revista Carta Capital

Eric Nepomuceno – escritor

Fernando Morais – escritor y periodista

João Pedro Stedile – MST/Via Campesina/Frente Brasil Popular

Marianna Dias – Presidente de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE/Brasil)

y más 370 firmantes.

21 de dezembro de 201717:46

Via Brasil de Fato

NOTÍCIAS RELACIONADAS

Hits: 6

Seja o primeiro a comentar

Deixe um comentário